Danza
 Fecha:01/07/2011

Bellas Durmientes
Estado Onírico

-

El espectáculo se presenta en el Teatro Municipal Alberto Saavedra Perez, el Viernes 8 de Julio a las 19:30. Decía Antonio Machado que si es bueno vivir, todavía es mejor soñar, y lo mejor de todo, despertar. Algo parecido parece haber inspirado la nueva obra creada por la bailarina y coreógrafa suiza afincada en Valencia Christine Cloux, y que lleva por título Bellas durmientes. Se trata de una obra que, partiendo subjetivamente del cuento de hadas, se centra en el estado onírico en el que permaneció la princesa: “durmió durante 100 años; se durmió y se despertó muy joven, como si no hubiese pasado nada”, señala Christine, quien durante su carrera ha trabajado, entre otros, con Philippe Découflé, Thierry Malandian y Jean Claude Gallota. “En contraste con esto, nosotras sí que hemos seguido nuestra vida y se trata de cómo cada una ha vivido ese cuento cuando nos lo contaban de pequeñas y cómo lo hemos experimentado en nuestra propia vida. Esta producción consiste en ver cómo cada una traduce ese cuento como persona y como bailarina”, agrega.

Bellas Durmientes es un proyecto que “refleja ese estado de espera, pero también a una mujer activa que toma las riendas de su vida”, apunta la bailarina y agrega “es ese estado en el que las experiencias personales cobran mucha fuerza”. La expresión corporal no engaña, uno baila como es. “Así es como yo veo la danza, después depende del lenguaje que se utilice, pero la persona que lo ejecuta, que lo intenta transmitir al público, transmite lo que es en realidad y lo hace con su propio cuerpo”, dice Cloux.

El espectáculo tiene junto al proyecto escénico otro en paralelo, en imágenes, vídeos y fotos. “El video es para tener un seguimiento del trabajo en curso”, señala la creadora de esta obra. “Ahora es cuando empieza a definirse el lugar de la parte audiovisual en el espectáculo.
El contenido emocional de algunas imágenes es muy significativo. “Lo más complicado de crear una coreografía- dice Christine- es tener una idea y ceñirse a ella. Dotarla de un principio y un fin y entre los dos puntos. Es intentar contar algo que en el fondo piensas que puede emocionar e interesar al público”, señala. Para Cloux, sin duda, Bellas Durmientes es una obra que reúne los ingredientes necesarios para conseguir el doble objetivo de contar una historia y emocionar, ya que se ha trabajado desde los sentimientos: “en una obra como esta que es danza contemporánea y no es narrativa, se crean imágenes que pueden emocionar”. Es una coreografía para dejarse llevar. 
 

Audio Nota: 
COMENTARIOS