Poesía
 Fecha:04/04/2010

Desastre
Por Yamil Escaffi


I
Ayer, por la madrugada, nací del invento del vientre de un pájaro
volé sobre la desgarradura de las mojadas calles construidas sobre mí
y espanté de los tejados todos los colores que no juegan con mi imaginación.
Pronto, cuando sea recién tarde, me atreveré a encallar mi corazón en tu metáfora de lobo
en tu halito mordaz con sabor a piedras muertas que se arrojan a la oscuridad.
 
II
En mi silencio hay una puerta abierta, gritos, imágenes que no valen más que las palabras pero cuando todo de verdad calla, el silencio se hace una mentira donde transita el temblor de los labios que nunca dicen nada.
 
III
Después, todo pasa. Oigo algo nuevo que renace cuerpos en mi cabeza
una sobredosis de palabras que toma por la fuerza mi memoria
un desmembramiento de ruidos que inunda la sequía de lo que callo
una prisa de pausas musicales
un incendio de planetas que dibujan sus orbitas en mi espalda.
  
 
XI
 
Voces tapiadas en el cerebro
 
del pequeño abandonado en el bosque prematuro
 
-destiempo silencioso -
 
no se dice lo que se dice
 
(algo gotea en las cuencas de mis ojos)
 
digo que es lo que no es
 
(me arrastro por mis poemas)
 
lo que digo es indecible
 

XX
 
Cosido a mi costado
 
el disfraz vacío de quien me devora
 
sé no poder llenar de trampas todo el lenguaje
 
sé hacer lenguaje con todas las trampas
 
sé diario remover la tajada de mi corazón en la trampa del disfraz

 

 

Audio Nota: 
COMENTARIOS
Fecha: 25/05/2010 Hora 15:18:04

MUY BUENO,YAMIL SIGUE ADELANTE

Autor del comentario: KAT